ÚLTIMAS NOVEDADES VOLVER

26-03-2015

RESERVA NATURAL FARO QUERANDÍ

A 15 K al sur de Mar Azul, se encuentra la Reserva Natural Municipal Faro Querandí, que fuera creada con el objetivo de preservar la biodiversidad y el ecosistema de dunas costeras en su estado natural junto con su flora y su fauna, cubriendo ambientes de dunas, bañados, pastizales y playa.

Características generales del área
Esta Reserva tiene una categoría de Uso Múltiple, donde se realizan aquellas actividades que no afectan el medio natural, tales como la investigación científica, el turismo y la educación, donde es posible además llevar a cabo estudios de manejo y conservación del ecosistema.
Son algo más de 5757 hectáreas de dunas y pastizales junto a la costa atlántica con una extensión sobre ella de 21 km., y tiene un ancho variable de 3 km., donde la amplitud de las playas es uno de los rasgos más característicos.
Cómo llegar a la Reserva?
La Reserva se ubica en la zona sur del partido de Villa Gesell, a 5 km de la localidad de Mar Azul. Tiene acceso por la playa, a partir de la Calle 47 de esa localidad.

Funcionalidades de las Dunas Costeras
• Protegen la línea de costa disminuyendo la erosión.
• Recargan la playa de arena después de las tormentas.
• Captan y filtran el agua de lluvia que alimenta las napas subterráneas formando así, un importante reservorio de agua potable.
• Son el hogar de especies en riesgo de extinción, tales como la monjita dominica y la lagartija de las dunas.


Qué animales podemos encontrar?
Si te animas a visitar las playas de la Reserva bien tempranito, podés encontrar numerosas aves playeras alimentándose en la orilla: gaviotas, gaviotines, playeros, chorlitos y ostreros. Pero… ¡caminá con cuidado! El ostrero es el único que utiliza nuestras playas para poner sus huevos camuflados en la arena. (foto de ostrero y huevos)
En las dunas podés encontrar a nuestro famoso tucu-tucu asomando la cabecita desde su cueva para alcanzar los brotes tiernos de las hierbas.
Si mirás con atención podés descubrir a la lagartija de las dunas mimetizada con la arena, escondiéndose de la lechucita vizcachera y de las culebras que se alimentan de ella.
En los pastizales de nuestra Reserva disfrutarás del canto de innumerables y coloridas aves. Entre ellas, la monjita dominica (Xolmis dominicanus), que actualmente está en riesgo de extinción.
Encontrá a la ranita del zarzal alimentándose de insectos en las zonas húmedas de los bajos interdunales
También podés identificar las huellas de zorros grises, gatos monteses, ñandúes, peludos y mulitas que habitan este ambiente.

Plantas de las Dunas Costeras
En las dunas encontramos más de 100 especies autóctonas, asombrosamente adaptadas a este ambiente de arena suelta, escasa disponibilidad de agua, luz muy intensa, aire salino y vientos fuertes.
Predominan las ciperáceas, compuestas y gramíneas, tales como el esparto, el pasto dibujante y la margarita de los médanos, entre otras. Muchas de estas plantas nativas son medicinales, como por ejemplo la marcela que tiene propiedades digestivas, y la yerba de la perdiz que se utiliza para tratar afecciones renales y de las vías urinarias; sus frutos son comestibles.


Colabora con la preservación de nuestra Reserva
• Por tu seguridad y la conservación del ambiente, no circules con vehículos sobre dunas y pastizales.
• Para acceder al Faro Querandí, circulá por la playa media a una velocidad inferior a los 30 km/h.
• Evitá interrumpir el normal descanso de las aves playeras. En su mayoría son aves migratorias que viajaron miles de kilómetros para llegar aquí.
• Recordá que no está permitido cazar y molestar a los animales que descansan en la costa (Ordenanza Municipal N° 257).
• No arrojes residuos, llevalos de regreso al área urbana.
• No está permitido recolectar elementos de la naturaleza, todo es importante para el sustento de la biodiversidad.
• Está prohibido hacer fuego en la Reserva.
• Si vas a pescar respetá la reglamentación vigente. No dejes restos de anzuelos, líneas ni desperdicios.
“Disfrutá de los hermosos paisajes de la Reserva y descubrí su particular biodiversidad caminando por los senderos con tranquilidad y haciendo el menor ruido posible.”

MULTIMEDIA